martes, 7 de agosto de 2012

EL BAILE CRIOLLO Y LAS RELACIONES.



EL BAILE CRIOLLO Y LAS RELACIONES.

Según don Carlos Vega, estudioso de la materia, resultan treinta y cuatro los bailes conocidos por nuestro gaucho: Los bailes registrados son: la campana, el caramba, el cielito, el fandanguillo, el feder
al, el gato, el llanto, el malambo, la mariquita, la media caña, el ondú, los aires, el correntino, la chacarera, el fandango, la firmeza, la huella, el marote, el palito, el pericón, el pollito, el prado, el triunfo, la zamacueca, las cuadrillas, el chotis, la habanera, la mazurca, la polca, el vals, la resbalosa, el escondido, los amores, y el remedio. Años más tarde se agregaron la ranchera, la chamarrita y el chamamé. 
Con respecto al baile con relaciones es una costumbre en los países del Cono Sur del continente americano, desde las primeras décadas del siglo XIX.
 
El escritor español Ciro Bayo, quien las estudió y recopiló en 1913, las definió como "un tiroteo de coplas que sueltan los bailadores", constatando en ese entonces, que "el baile argentino es suelto, casi siempre con relación. Las danzas en las que se introdujeron las relaciones fueron el gato, el Pericón y los aires, danzas populares que se desarrollaron a partir de las Guerras de Independencia Hispanoamericana".
 
De todas ellas es el gato con relaciones la modalidad más extendida. Fue la preferida del gaucho, aunque también estaba presente en los salones. Ya se bailaba con relaciones, tanto en Chile como en la Argentina para 1832. En la segunda mitad del siglo XIX el chamamé también incorporó las relaciones humorísticas al baile. Tanto en el gato, como en el pericón y los aires, las relaciones están pautadas en la coreografía de la danza. Las mismas se insertan dos veces, al momento del estribillo, antes de finalizar "la primera" y "la segunda". En ese momento, la danza se interrumpe y la música cesa, para que el hombre recite la primera relación, en forma de copla, tradicionalmente una cuarteta con rima del segundo y cuarto versos. Una vez que el hombre ha dicho su relación, la danza se reinicia para repetir el estribillo y volverse a interrumpir para dar paso a la relación de la mujer, similar en su forma a la de aquel. Las relaciones se repiten siguiendo el mismo esquema, en la segunda parte de la danza.
En la ranchera, otra danza donde nunca faltan las relaciones, se detiene la música al grito de “Aro, Aro” y el varón dice su copla, por lo general buscando el beneplácito de su compañera, la música continúa con algunos compases y nuevamente el “Aro, aro”, le da pie a la dama para contestar la relación, por lo general, dejando desairado al caballero.
Generalmente estas relaciones suelen ser de tono humorístico e irónico.
En mis muchos años de docente rural, muchas veces preparé para las Fiestas de Mayo o julio bailes folclóricos con los alumnos, pero los de mayor éxito eran cuando había relaciones.
He aquí algunas de ellas que he escrito y que arrancaban carcajadas hasta de los “gauchos” más serios.:

Varón: “Si quiere mi moza linda,
ya nos podemos casar,
tengo una gallina hechada
y una pava por sacar”

Mujer: “Que tiene gallina y pava,
Eso pa’ mi es cosa vieja,
Pero veo que le queda
Algún ganso sin pareja”

Varón: “Al ver tan linda potranca,
ya estoy preparando el lazo...
si me sale bien el tiro
mañana mismo me caso.”

Mujer: “Asegure bien el tiro,
para no meter la pata,
no sea cosa que lo piale
al padrillo de mi Tata.”

Varón “Que estoy muy enamorado,
desde lejos se me nota,
¡ Ah, china que no daría,
por un beso de tu boca¡”

Mujer “Para besarme en la boca,
le hace falta un buen ensayo,
vaya ahora hasta el palenque
y béselo a su caballo...”

Varón: “Tengo en mi rancho un alero,
mirando pa´ la laguna,
para mirar, abrazados,
cuando se pone la luna”

Mujer: “Que vive cerca del agua,
yo ya cuenta me había dado;
si les dije a mis amigas
miren que flor de pescado...”


1 comentario:

  1. Hola! Estoy buscando un libro que me dijeron que hay que recopila coplas de relación, de las que comienzan con aro aro aro. Si saben de quien es o que editorial se los agradecería mucho.
    Saludos, Yanina

    ResponderEliminar