martes, 16 de octubre de 2012

LA HESPERIDINA, UNA BEBIDA GAUCHA.

LA HESPERIDINA, UNA BEBIDA GAUCHA.

Quien de aquellos que estamos de una u otra manera ligados al campo no hemos probado un trago de la famosa hesperidina.
Su fórmula es en base de las cáscaras de las naranjas llamadas amargas.
Es una bebida creada por Melville Sewell Bagley, un joven de 24 años venido de Boston, Estados Unidos y radicado en Bernal.
Trabajaba como ayudante de una importante farmacia, en aquella época que se elaboraban las recetas magistrales.
Se le ocurrió la idea de fabricar una bebida , tipo tónico, para vender como “Receta para todos los males”.
Pero, ¿De donde surgió el nombre de Hesperidina? 
Cuenta la mitología griega que cuando se navegaba por las costas de Valencia, las naranjas apareciendo entre las hojas verdes parecían frutos de oro del Jardín de las Hespérides. Estas ninfas eran las guardianas de un maravilloso Jardín de occidente. De allí viene el nombre de Hesperidina.
Melville fue un pionero de la publicidad dado que en el mes de octubre de 1864 inventó unos carteles negros que contenían una sola palabra: HESPERIDINA con los que empapeló la capital porteña, pero había que esperar para saber que era hasta el 24 de diciembre de ese año para “sacarse la espina” y descubrir que la misteriosa inscripción se refería a una bebida tónica.
Pronto la bebida se hizo famosa, pero, como siempre, con el éxito aparecieron los imitadores y aquí Melville demostró nuevamente su inteligencia al mandar hacer las etiquetas en una importante imprenta de Nueva York y como si fuera poco logró que se creara el registro único de marcas y obtuvo para su bebida la licencia Nº 1.
Firme en campañas militares para revitalizar la tropa, compañera del Perito Moreno en sus incursiones y pintada en varios cuadros de Molina Campos y quizás su fan más conspicuo sea el recordado Polaco Goyeneche. 
¿Quieren una receta casera para hacer una bebida similar?
Aquí va: 
Ingredientes: Cáscaras de 8 naranjas (si no se quiere tan amarga, pueden ser naranjas comunes), bien sanas y de buen color.
12 clavos de olor
Una ramita de romero
800 gramos de azúcar
¾ litro de alcohol
5 litros de agua

Colocar todo en una damajuana de vidrio de boca ancha, tapar y dejar descansar 30 días. De vez en cuando agitar el producto.
Colar y embotellar.

Ojo que pega fuerte. Ja ja ja

3 comentarios:

  1. me encanta esta bebida
    y la guitarra
    y la musica pampeana que la acompaña

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Interesante artículo. En casa tengo dos botellas de Hesperina. Una sin abrir aún y la otra con menos de la mitad de contenido. La bebo poniendo 3/4 de vaso de agua tónica o gaseosa de lima-limón (Sprite) y agregando la otra cuarta parte de Hesperidina. También a veces la bebo rebajada con un poco de agua gasificada (soda). ¡Saludos!

    ResponderEliminar